El sistema digestivo en los perros está principalmente ideado para el consumo de carne. Esta indica que el grado de oxigenación general del organismo y la cantidad de glóbulos rojos presentes son correctos. El color rosado-rojizo es la situación normal, la que debería observarse siempre en un cachorro sano. Durante la adquisición de un cachorro la valoración de los dientes tiene una importancia exclusiva para la determinación de la edad. Como bien hemos dicho, la digestión comienza una vez que el alimento entra en la boca. Del aparato digestivo tomaremos en consideración las siguientes estructuras: ■ Encías. La porción media ( y más larga ) se llama el yeyuno, y, la parte más corta es el íleon, que conecta con el intestino grueso . El duodeno se une al estómago y es relativamente corto. Además, encontramos las glándulas anejas, como el hígado, el páncreas y la vesícula biliar. Busquemos, en el entorno en que vive el perro, la presencia de sus heces. Estas vellosidades sobresalen y proporcionan un área de superficie grande para absorber los nutrientes. El esófago sigue un camino recto a través del cuello y el pecho, que pasa cerca del corazón a través del músculo del diafragma y, finalmente, entra en el estómago. Las enzimas y otras secreciones que son importantes para la digestión son producidas por el hígado y el páncreas y pasan a través de estos conductos para mezclarse con la comida en el duodeno. Cuando una patología afecta a uno de estos aparatos, a menudo se ve envuelta también la nutrición, produciéndose un decaimiento general y, en los casos graves, la muerte. "-Mahatma Gandhi Integrantes: El aparato digestivo del perro no solo está compuesto de los órganos internos, otros órganos externos también forma parte del mismo. El color blanquecino o pálido podemos encontrarlo como dato normal en un perro asustado, atemorizado, y en un gatito sin problemas especiales. Es tan fuerte, que puede digerir huesos de otros animales y eliminar bacterias peligrosas que nosotros los humanos no podemos. Los perretes más sensibles a nivel digestivo requieren de algún pienso específico como es Canidae Pure Sea, que no contiene cereales de absorción rápida. Luego, pasará por el duodeno y se mezclará con la bilis (procedente de la vesícula biliar) que ayudará a la digestión de las grasas. Una vez introducido el alimento en la boca y masticado, se produce la deglución y llega hasta el esófago. El Aparato digestivo comprende todo lo relacionado con la admisión de alimentos, es decir, los órganos que intervienen en el viaje que realiza el pienso perros: labios, encías, dientes, lengua; con su transporte: faringe y esófago; con su digestión: estómago, intestino, páncreas, hígado: y por último, con su expulsión hacia el exterior: región anal. Su otra función es la de almacenar la materia fecal a la espera de ser expulsada del cuerpo. El intestino delgado es una estructura en forma de tubo que se extiende entre el estómago y el intestino grueso. El color de las heces está relacionado con el tipo de alimento que ingiere el perro o el gato. El esófago sigue un camino recto a través del cuello y el pecho, que pasa cerca del corazón a través del músculo del diafragma y, finalmente, entra en el estómago. Después de calcular la edad del ejemplar, buscaremos, en la boca, úlceras, heridas, cortes, y, alrededor de los dientes y en la lengua, restos de comida sin digerir, posibles testimonios de regurgitación o de vómito. Este deberá hacerle una anamnesis, para llegar a un posible diagnóstico asertivo y así poder pautar un tratamiento. En todos los demás casos, por el contrario, puede haber un problema o una patología de fondo que deben ser examinados y a ser posible resueltos de acuerdo con el criador. Luego terminará de viajar por todo el aparato digestivo restante, hasta llegar al recto y ano. El intestino grueso tiene partes diferentes: ciego, colon, recto y canal anal. El esófago del perro es un tubo pequeño, que conecta la boca (que es el comienzo del sistema digestivo) con el estómago. Se trata de órganos muy importantes que, en el perro y en el gato joven, originan con facilidad desequilibrios funcionales que no hay que pasar por alto. La primera operación que debemos efectuar cuando dirigimos la atención hacia el aparato digestivo es la de levantar los labios y observar el color de las encías (mucosa oral). Su verdadera función es desconocida. ■ Región anal. ■ Heces. El intestino delgado en el perro tiene tres partes. Cada animal tiene un fisiología diferente, así que, en contra de lo que mucha gente piensa, el perros y el gato no tienen las misma, así que la alimentación del gato será diferente. Para el futuro propietario del cachorro tiene poca importancia el llegar a la fuente del problema porque con- viene descartar al animal. © 2020 TopperCanC/ Alcala 155 - Escalera Dcha, 3I, 28009 - Madrid. El intestino grueso del perro conecta el intestino delgado hasta el ano. Es muy normal acudir a una perrera, recibir un perrito o un gatito como regalo y no saber, u olvidar, su edad. Pastor húngaro, etc.). Cuando no hay comida en el esófago, las paredes se juntan y se cierra. Uno de los síntomas que se suele presentar son los vómitos. Una vez que el proceso digestivo que se inicia en el estómago se haya completado, la comida parcialmente digerida sale del estómago a través de la zona del esfínter pilórico y luego entra en el duodeno (el primer segmento del intestino delgado). Entre las enfermedades que podemos encontrar del sistema digestivo del perro se encuentran: Algunas de las enfermedades del sistema digestivo son las gastritis. Las diarreas acuosas o hemorrágicas suelen dejar marcas en tomo al ano. También buscaremos la presencia de pequeñas lombrices blancas (tenia), de 0,5-0,8 mm de longitud, poco móviles, que salen del ano y con frecuencia se quedan pegadas a la cola. ¿Y qué hay de la digestión de este tipo de productos ( Editado por el moderador) (premios y tal)? La vesícula biliar y el páncreas se conectan al duodeno por los conductos biliares y pancreáticos respectivamente. El Aparato digestivo comprende todo lo relacionado con la admisión de alimentos, es decir, los órganos que intervienen en el viaje que realiza el pienso perros: labios, encías, dientes, lengua; con su transporte: faringe y esófago; con su digestión: estómago, intestino, páncreas, hígado: y por último, con su expulsión hacia el exterior: región anal. El yeyuno es la zona más larga del intestino delgado y es rica en proyecciones pequeñas, en forma de dedos, llamadas vellosidades. El color amarillo de las mucosas, sinónimo de ictericia, constituye siempre un síntoma grave, sobre todo en un cachorro. Si todo está bien, dirigiremos nuestra atención a la región anal. Sin embargo, no por ello se debe descuidar su alimentación, ya … En los ejemplares de pelaje pigmentado el color nor- mal de la mucosa gingival es gris azulado, tirando incluso al gris oscuro o al negro. Los alimentos salen del estómago del perro alrededor de doce horas después de entrar. … La cirugía en el esófago siempre es difícil debido a su ubicación en el pecho y su lenta tasa de curación. Este hecho debe prevenirnos para que hagamos un examen global más intenso. ¡Gracias! Academia.edu is a platform for academics to share research papers. Las causas de la diarrea pueden ser muy variadas, y se suelen deber a un trastornos del intestino delgado. Los humanos nos paramos a masticar el alimentos y mezclarlo con la saliva, momento en el cual comienza la digestión. Veamos paso a paso el aparato digestivo canino: La boca de los perros. Es la parte más larga del tracto intestinal y es cerca de dos veces y media la longitud total del cuerpo del animal. En caso de duda conviene valorar mejor el carácter del animal, que, si es cianótico, se mostrará muy cansado, fatigado, respirará con dificultad y en ocasiones presentará tos, flujo nasal, lagrimeo; todos estos síntomas están ligados a una enfermedad respiratoria. A continuación palparemos delicadamente el abdomen para comprobar una posible tensión en la zona, la existencia de dolores «provocados» o la presencia de la ya mencionada «hernia umbilical». Podemos percibir a grandes rasgos las siguientes situaciones: color rosado-rojizo; color pálido, blancuzco; color azulado, grisáceo; color amarillento. Creative Commons salvo que se especifique lo contrario Para empezar tu perro tiene muchos más dientes que tu (10 dientes más), aparte de esto tiene 7000 papilas gustativas menos que tu. Generalmente aparece cuando se produce una destrucción rápida y masiva de glóbulos rojos (hemolisis), o bien por un mal funcionamiento del hígado o de la vesícula biliar. ■ Abdomen. La consistencia y la presencia de sustancias extrañas indica a grandes rasgos el contenido de agua y el tipo de funcionamiento y de movilidad del aparato digestivo. El color azulado o a veces grisáceo de la mucosa gingival es un detalle muy común y normal en las razas de perros de pelaje pigmentado u oscuro (Pastor alemán, Chow-chow. El sistema digestivo del perro es uno de los más avanzados en la fauna. De las heces hay que examinar lo siguiente: color, consistencia, presencia de sustancias extrañas. Con un aparato digestivo de esas características, ¿pueden digerir los perros bien las frutas y las verduras? Este está formado por el tubo digestivo, que comienza con la boca y, posteriormente, se divide en esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso. Como sabemos, el olfato de los perros tienen 10.000 veces mas sensibilidad que el olfato humano. El ciego es un pequeño saliente, similar a un dedo cerca de la unión con el intestino delgado. Se trata de una inflamación de la mucosa gástrica y puede ser consecuencia de multitud de factores: tóxicos, plantas nocivas, medicamentos, cuerpos extraños, entre otros. Podemos dividir el sistema digestivo del perro en: Órganos que intervienen en la ingesta: labios, encías, dientes y la lengua. De hecho, tenemos que saber que los cachorros huelen por capas y los mismos son capaces de descomponen cada uno de los alimentos que componen una comida. La «solitaria» es muy fácil de curar con un vermífugo de uso común. A diferencia de los humanos, los perros no mastican el alimentos en gran cantidad, sino simplemente las veces necesarias para romperlo en trozos que sea fáciles de tragar. El esófago del perro es un tubo pequeño, que conecta la boca (que es el comienzo del sistema digestivo) con el estómago. Para cuidar la salud del aparato digestivo de nuestro perros y de su salud en general, lo mejor es darle una buena alimentación. Levantando los labios, observando los bordes de las encías y los incisivos y caninos, podemos, con bastante  aproximación, saber la edad que «muestra» el perro o gato que tenemos ante nosotros. El revestimiento interior del estómago segrega ácidos y enzimas para descomponer los alimentos. Durante este proceso, serán absorbidos todo lo necesario. Algunos tipos de diarreas son las siguientes: Otras de las enfermedades que se pueden dar en el intestino delgado con las enteritis, que en muchos casos se suele dar de forma conjunta con la inflación de estómago y se conoces como gastroenteritis. ¡Hola! Su función principal es absorber el agua de las heces, según sea necesario manteniendo así el nivel adecuado de hidratación del cuerpo. Levantemos la cola del gatito o del perrito y comprobemos la posible suciedad o enrojecimiento de la piel, probable síntoma de inflamación intestinal o diarrea. En el caso del perro, este proceso es mucho más breve por lo que el estómago tendrá que trabajar más. ■ Dientes. El intestino grueso es más grande en diámetro que el intestino delgado. También forman parte del proceso las enzimas pancreáticas. Así que, dedica el tiempo necesario y alimenta a tu perro con pienso de calidad. Sin embargo, tienen funciones muy importantes. Cuanto mayor es el contenido de carne, más oscuras tienden a ser las heces. Es por eso, que no debes esperar a llevar a tu perro al veterinario cuando la presente. El colon es la porción más larga del intestino grueso y termina justo dentro del ano en la parte final del intestino grueso llamado el recto. Para ello basta con levantar el párpado superior y observar su coloración. Las paredes del esófago se componen de  músculos que se mueven en contracciones en forma de onda para empujar la comida hacia el estómago. Los piensos digestivos para perros serán aquellos que tengan  unas buenas materias primas, en las cantidades adecuadas y en la medida de lo posible, productos más naturales y sanos. Entre ellas, algunas son menos graves y otras presentan un peor pronóstico. El esófago lleva el alimento al estómago, donde entra a través de una válvula, llamada cardias. Las enfermedades del aparato digestivo del perros son motivos frecuentes y comunes de consultas veterinarias, aunque dentro de estas existes causas muy variadas. Para entender como se transportan los alimentos a través del aparato digestivo del perros, tenemos que conocer algo de su anatomía. En la superficie interior del estómago hay una serie de pliegues llamados pliegues gástricos, estos pliegues funcionan para ayudar a digerir los alimentos. La primera parte, que se une al estómago, es el duodeno. Si el animal es anémico, tiene muchos parásitos, o ha perdido o no produce demasiada sangre, es mejor descartarlo porque esta situación implica mayor cansancio y fatiga y superiores riesgos de contraer enfermedades infecciosas (en esta situación pueden faltar o ser insuficientes los anticuerpos presentes en la sangre). Se trata del más largo de los órganos del perro, y debido a su sistema con abundantes vellosidades intestinales, el espacio en centímetros cuadrados termina multiplicándose aún más. Para ello, tienen 42 dientes preparados. Los contenidos intestinales del yeyuno se vacían en el íleon y de allí pasan al intestino grueso. • "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados según la forma en que trata a sus animales. Principales características del sistema digestivo canino de principio a fin. Esperando unos minutos y animando al cachorro con unas caricias se puede observar el restablecimiento de la circulación local y el retomo gradual del color rojizo. Esta forma alargada permite que la circulación del alimento se regule , conforme se requiere también el flujo de nutrientes; iniciando así la mayor parte de la digestión química que se lleva a cabo al interior del … Estas últimas situaciones sugieren que se descarte al animal. Las heces blanquecinas indican la ingestión de elevadas cantidades de huesos. Diarrea por alteración de la motilidad gastrointestinal. En este punto a una diferencia con los humanos. ■ Cavidad bucal. La presencia de heces negruzcas, hemorrágicas y de olor desagradable es absolutamente anormal. Éstas nos informan sobre el correcto funcionamiento del aparato gastrointestinal y sobre la posible presencia de desequilibrios digestivos, de absorción o asimilación de las sustancias nutritivas. La boca de los perros, ¡es muy diferente a la de los humanos! Podemos considerar normal una coloración que varía entre el marrón oscuro y el amarillo claro. powered by WordPress MU - Aviso Legal. Si observamos a un ejemplar con las mucosas azuladas y sospechamos que se trata de un defecto de oxigenación de la sangre, debemos controlar en seguida la parte «blanca» del ojo, la denominada esclerótica, para ver si tiene también el mismo color. Si quieres saber más sobre el mundo del perros, te recomendamos este articulo de perrosysusrazas.com sobre juguetes para perros. Todo esto y mucho más, en el siguiente post. Una vez en el estómago, se mezcla con los ácidos y las enzimas sigue una digestión mucho más potente. Los contenidos de esta web están sujetos a una licencia El estómago del perro es una estructura en forma de saco diseñado para almacenar grandes volúmenes de alimentos (varía mucho dependiendo de la raza)  y continuar con el proceso digestivo. Hoy en día, una gran parte de propietarios de perros le dan de comer pienso. Una vez se produce la deglución y la comida viaja a través del esófago, llega al estómago. Estas comprobaciones prácticas no son absolutas, pues existen variaciones de raza, situaciones diversas ligadas al tipo de alimentación, a la costumbre de roer objetos duros, etc., pero aun así resultan bastante fiables. Además, muchas de las consultas que llegan a la clínica veterinaria están relacionada con problemas en el sistema digestivo.